11.688 días, 384 meses o 32 años. Ese es el tiempo que pasó desde aquel 20 de diciembre de 1986 hasta hoy. Un sábado caluroso con el estadio de Capuchinos repleto, con todo Concordia expectante por lo que iba a ser la primera página de la historia grande del club, el ascenso a la Liga Nacional. Fue 85 a 75 frente a Peñarol de Mar del Plata para cerrar una campaña de 34 partidos con 27 victorias y un promedio de 96.02 puntos por partido.

Chiche Gornatti, Gustavo Aguirre, Chocolate Raffaelli, James Bradley y Warren Bostick fueron los 5 que eligió Edgardo Vecchio para aquel partido final. Los únicos 5 que anotaron durante todo el partido, a pesar de que habían ingresado Esteban y Andrés De la Fuente, el zurdo Bes y el zurdo López.

Pero toda aquella inmensa alegría se fue en la temporada 89, cuando el club tuvo que abandonar la Liga por los problemas económicos que sufría. La historia que viene después es conocida por todos y muy triste para los que amamos al Verde, pero hoy estamos contando una historia, y las historias son más lindas cuando tienen un final feliz.

Como el Ave Fénix, Estudiantes renació de sus propias cenizas y empezó a tomar vuelo, un vuelo cada vez mas alto. El club se empezó a recuperar de poco, la gente volvió a la cancha, y los jugadores, año tras año, empezaron a responder con resultados. Llevó tiempo, sin dudas, pero fue un camino que valió la pena. Primero con aquel campeonato de la Liga Provincial C en el 2007, con el regreso al equipo del Lolo Farabello, un histórico de la Liga. Una gran temporada de los dirigido por Alejandro Fiorido con un récord de 28–6 para conseguir el ascenso a la Liga B.

Luego llegaría la posibilidad de participar en el durísimo TNA, donde en la primera temporada la ilusión se nos fue en el Gigante Verde, perdiendo con Unión de Sunchales en el 5° encuentro. Pero nos recuperamos rápido, porque a la temporada siguiente fuimos por más, y allí estábamos, un 14 de mayo del 2013 en el 5° y definitivo juego de la final por el campeonato, por el ascenso, en Corrientes, contra San Martín y sin nuestro público apoyándonos por decisión de la organización. Y fue épico, victoria por un punto y otra vez el ascenso a la máxima categoría de nuestro básquet.

Concordia festejaba otra vez, con la plaza repleta de gente y banderas verdes que flamearon hasta altas horas de la noche. Arroniz, Fioretti, Gamboa, Gaztambide, Giordana, Imsandt, Montes, Moya, Noguera, Orresta, Osores, Peralta, Strusberg y Lee Roberts todo el plantel que dirigió Hernán Laginestra para dejar grabados sus nombres en las paredes del club y en la memoria de los hinchas.

Es por toda es historia que hoy, 20 de diciembre de 2018, el equipo usará frente a Boca una camiseta retro como homenaje al equipo que logró aquel ascenso, pero que tendrá las dos fechas, la del 86 y la del 2013, las de las primeras páginas de esta gran historia que cada día tiene mejores cosas que contar.

Por Julián Núñez

Los Comentarios están cerrados.