En la tarde de hoy, el Tribunal de Disciplina del Consejo Federal de la Asociación del Fútbol Argentino dio lugar a la apelación presentada ante el mismo por el Club Atlético Colegiales y, en consecuencia, el Club Estudiantes Concordia jugará la próxima temporada en la Primera B del fútbol concordiense.

De esta manera, el máximo tribunal del fútbol del interior del país revocó el fallo emitido durante el pasado mes de diciembre por su par de la Liga Concordiense de Fútbol por lo que el Verde será quien acompañe al Club Atlético Wanderer’s en la segunda categoría.

Cabe destacar que, luego del encuentro desempate disputado el sábado 8 de diciembre pasado, donde se definía el segundo descenso del Torneo Anual 2018 y que ganara Colegiales por 3 a 1 en tiempo suplementario, luego de haber igualado 1 a 1 en los noventa reglamentarios, Estudiantes presentó una protesta por la mala inclusión del jugador Gustavo Huerta, quien se encontaba inhabilitado por acumulación de cinco tarjetas amarillas debiendo cumplir una fecha de suspensión.

Por tal motivo, las autoridades del Verde se movieron con celeridad recolectando las pruebas pertinentes para realizar la presentación cuyo dictamen fue favorable a nuestra institución en el ámbito local.

Posteriormente, el Pompeyano recurrió a la apelación mencionada alegando falta de comunicación oficial en el boletín impreso, por lo que argumentaban desconocer la sanción a dicho jugador.

En sus fundamentos, el tribunal local documentó fehacientemente que el volante disputó el encuentro definitorio debiendo cumplir con su fecha de suspensión.

Sin embargo, ante el Consejo Federal el equipo de la banda roja no hizo mención a este punto sino a la no comunicación oficial por parte de la Liga Concordiense de Fútbol.

En definitiva, queda claro que Estudiantes disputó dicho encuentro en desvantaja deportiva pero un error administrativo de la Liga Concordiense de Fútbol lo condena al descenso.

Los Comentarios están cerrados.