En la tarde de ayer fue transmitido el quinto capítulo del Vivo Verde LIga De Desarrollo, esta vez el protagonista fue el Director Técnico del plantel juvenil: Juan Ignacio “Tiko” Conti.
El joven DT se refirió a la iniciativa del cuerpo técnico que se basó en una serie de conferencias vía Zoom para mantener el contacto con los jugadores, en los cuales participaron la kinesióloga del equipo, el preparador físico y el equipo de prensa con el fin de informar, aportar y enseñar cada uno desde su respectiva área.
Además, dialogó sobre sus inicios en el club de sus amores: “empecé a los 6 años aproximadamente, era muy chiquito, mi vieja trabajaba todo el día y vivíamos a 4 cuadras del club. Soy el menor de 3 hermanos, ellos practicaban en distintas categorías y yo iba atrás de ellos para todos lados. Mi madre jugó básquet un tiempito y lo volcó a mis hermanos, yo me sumé con ellos”.
Respecto a los primeros pasos que dio como DT agregó: “siempre me gustó muchísimo el tema de la conducción, me sentía cómodo en ese lugar, no era un súper dotado ni física ni técnicamente, entonces tenía que buscarme un lugar en el equipo”. “A los 16 años, cuando estaba Alejandro Fiorido en Estudiantes me empezó a dar para que dirija algunos partidos. Años después, antes de irse a dirigir Atlético de Tala llamó a mi casa queriendo llevarme como asistente, habló con mi madre, ella me aconsejó que lo mejor que podía hacer a esa edad era estudiar. A los 2 años cuando volví a vivir a la ciudad, empezamos a viajar con Pecho Díaz Vélez a Rosario para hacer los cursos para ser entrenadores de basquet (ENEBA)”.
En relación a lo que intenta transmitir a los jugadores en cuanto a valores expresó: “es fundamental el hecho de hacer mejor al otro, si cada uno intenta ser mejor para hacer mejor a su compañero, eso se acrecienta y se genera una pluralidad de buenas acciones que se terminan volcando en lo que se conoce como química de equipo, la que permite superar lo estadístico muchas veces”. Además, resaltó una filosofía que mantiene con convicción: la capacidad de resiliencia“es muy importante esta capacidad porque en la búsqueda de grupo y de hacer mejor al otro, hay muchas veces que los resultados se dan y hay otras en las que no. Cuando no se dan, ahí es donde ponemos a prueba nuestra resiliencia y apuntamos a transformarnos en una mejor versión de nosotros para ir superando adversidades”.
Para cerrar la entrevista, Tiko manifestó sus sentimientos hacia el “Verde”: “es mi casa, mi hogar, ahí me formé como persona primero, como jugador de básquet y ahora me estoy formando como profesional. Soy un agradecido completamente a la institución y ojalá que me permitan tener la posibilidad de formar parte por muchos años más siempre. Con Estudiantes viví los mejores momentos de mi vida por muchos años, me dio muchos sentimientos: alegrías y tristezas. No sé si hay algo que me brinde tantos sentimientos como lo hace el club”.

Los Comentarios están cerrados.