Marta Porsio es, junto a Marisa Tito, la primera mujer en integrar la comisión directiva del Club Estudiantes Concordia. Desde su formación profesional en Derecho, ha cumplido una función clave en el ordenamiento jurídico de la institución que transita su año 76 de vida.

 

“Estamos y somos ordenados”

“Si vos no tenés los papeles en regla tampoco lográs aportes ni de la parte oficial ni de ninguna empresa. O sea, tenés que tener la personería al día, hacer las asambleas que corresponden, presentar balances y actualmente estamos totalmente al día en eso. Hemos logrado ordenarnos, estamos y somos ordenados”, remarcó la abogada.

Su vida está en los clubes. Sus satisfacciones también lo están ahí. “Si uno piensa en los momentos dichosos vividos, aparte del tema de familia y demás, creo que los momentos más dichosos que hemos vivido los vivimos con el club”, aseguró y recordó que, “cuando fuimos a Brasil a jugar la Sudamericana o cuando estábamos en San Lorenzo, en una tribuna con mi marido y mis dos hijos con la misma camiseta. Para mí eso es único”.

 

“El club es todo”

Y profundizó un poco más el concepto de lo que significa un club en el desarrollo de las comunidades: “yo me identifico con el club. Yo soy de un pueblo de la Provincia de Buenos Aires y me crié en el club. Y para mí el club es todo: creo que es bueno para los grandes, es bueno para los chicos, es bueno tener un lugar de pertenencia. En una ciudad grande como Concordia, es bueno ir a un lugar y sabés que encontrás gente que es de la tuya”.

Esa, su gente, fue la que precisamente la llevó al Verde de Concordia. “Cuando mi hijo empezó a practicar básquet, nos llamaron del club para decirnos que no estaba siquiera formada una comisión de básquet así que estaban convocando gente para que podamos ayudar. Uno de ellos era el abuelito Díaz Vélez, papá de Pecho. Ahí empezamos con Marcelo Rizzo, Josefina Aranda y mucha gente más como Leyes, Uribe”, recordó.

“Empezamos por el grupo de los chicos que jugaban al básquet y los llevábamos de una parte para otra”, contó en aquellos días de familia apoyando a su hijo. “Nos formamos para conseguirle la guita para que jueguen. Y bueno, quedé en el club”, resumió luego.

 

El tiempo de asociarse es ahora

Allí fue cuando volvió a hablar como actual integrante de la Comisión Directiva. “Tuvimos momentos muy críticos. Primero, porque la secretaría del club estuvo cerrada. Segundo, porque el cobrador tampoco podía ir a domicilio. Así que comenzamos a pedirle a la gente que o deposite la cuota o nos la haga llegar de alguna manera. Finalmente, después de mucho esfuerzo y trabajo, hemos puesto en funcionamiento el débito automático con descuentos importantes para el socio que tiene la cuota al día”, repasó al hablar de marzo a la fecha con las actividades paralizadas por el nuevo orden que impuso la pandemia del COVID-19.

“Necesitamos que la gente se haga socia del club. Hay muchísima gente que es aficionada del club, de todos los deportes que se practican, que los ves en la cancha de básquet y te preguntan qué hacer, cómo ayudar. Hoy, la manera de ayudar al club es haciéndose socio porque hacerse socio es hacerse parte del club”, remarcó Marta, tal como todos la conocen. “Y pagando la cuota, que es módica, nos ayuda a mantenernos. Los clubes se hacen únicamente con esfuerzo”, recordó luego.

Una de cal y otra de arena, en la continuidad de su análisis de la situación. Por un lado, marcó los problemas que trae la prolongada inactividad, no sólo a Estudiantes Concordia sino a los clubes en general. “Esto afectó a todos, no solamente a los que trabajan en los clubes, sino también al que hace las camisetas, el que maneja las combis para llevar a los distintos equipos, el que entrega la comida cuando hay cuadrangulares de fútbol, etcétera, o el choripanero de la esquina de la cancha de fútbol. Todas esas actividades fueron perjudicadas”, dijo.

Por el otro, ponderó que “hasta que esto no vuelva a la normalidad, todo lo que hagamos serán parches. Lo que sí creo que ha hecho en todos nosotros es agudizar la mente par buscar soluciones que, como antes no las necesitábamos, no las buscábamos”.

 

Estudiantes es Concordia

En plan de trazarse objetivos, Porsio marcó la identificación que tiene la comunidad de la segunda ciudad más grande de la costa del río Uruguay con el Verde: “Hay muchísima gente que es hincha del equipo del Club Estudiantes. Lo ves en la calle, a donde vas. Mucha gente me consulta, me pregunta, por el club en general. Y vos después no lo ves reflejado en el padrón de socios. Deberíamos tener muchísimos más socios porque realmente es un club que tiene muchos simpatizantes. Debe ser un problema nuestro que no le sabemos llegar”, dijo a modo de autocrítica.

“Hay que hacer un esfuerzo para lograr que la ciudad sienta más que es el club de Concordia. El club lo sabe, los que están más cerca también pero da la sensación que el resto de la ciudad no lo tiene en claro a eso”, reflexionó y amplió: “es el club el que tiene que lograr que la gente termine de entender eso. Pienso que somos nosotros los que no hemos sabido comunicarlo. Creo que la provincia de Entre Ríos tiene este club, este equipo y hay que defenderlo”, invitó finalmente.

Marta Porsio fue entrevistada en el episodio 26 de #VivoVerde, programa multiplataforma del Club Estudiantes Concordia que se emite los sábados, de 19 a 21, por FM 88.9 Oíd Mortales Radio de Concordia y que también puede seguirse con entrevista por Instagram Live en @estudiantescdia y con transmisión vía Facebook en @VivoVerdeok.

Los Comentarios están cerrados.